No más Tinta Fresca

Les quiero compartir que mis textos no se publicarán más en la Revista Dominical de La Nación.
Estos 3 años en Tinta Fresca fueron una invaluable experiencia que me obligó a ensayar ideas sobre temas muy diversos, pero sobre todo me dio perspectiva sobre la variedad de opiniones y posiciones que conforman el espectro de la opinión pública, cuando se ventila a través de un medio de comunicación masivo, generalista, y tradicional.
Dice el lugar común que nunca hay que decir nunca. Pero cualquiera que sepa leer los signos de los tiempos podrá concluir, como yo, que probablemente este fue mi último vínculo con La Nación. Se trata de un periódico al que respeto profundamente, y con el que –movido por ese respeto- he sido siempre crítico, y también agradecido.
Agradezco a cada uno de los editores y directores que durante los últimos 13 años me han confiado distintos espacios y proyectos, en un medio para el que nunca trabajé formalmente, pero que me permitió crecer, ejercitar estilo, expresarme siempre con libertad, y meter las patas de vez en cuando. Gracias a Juan Fernando Cordero, Eduardo Ulibarri, Gina Polini (q.e.p.d.), Maricel Sequeira, Luis Rojas, Yanacy Noguera, Larissa Minsky, Víctor Fernández y Yuri Jiménez.
Me llena de satisfacción haberle dado a Tinta Fresca piezas potentes cuyo millaje hace que sigan dando vueltas por la web aún hoy. Especialmente me complace haber compartido el espacio con amigos queridos, y arrolladores talentos de mi generación, como Adriana Sánchez, Diego Delfino y Margarita Durán.
Gracias sobre todo a ustedes que leen, comparten, critican, y hacen que el que escribe tenga que hacerlo cada vez mejor.
El periodismo de opinión me apasiona desde antes de saber que era una forma de hacer periodismo. Seguiré escribiendo y publicando porque es la mejor forma que he encontrado para aprender, compartir, y comprender. Escribiré sobre comunicación estratégica, emprendimiento, y la aventura de hacer empresa, así como sobre asuntos más míos, en este sitio.
En los primeros meses de 2016 estaré feliz de compartirles una nueva propuesta informativa móvil en la que hemos invertido meses de trabajo y conceptualización. Ya llegará su momento.
Todo lo demás es lo que hago todos los días junto a un talentosísimo equipo en BigWebNoise, nuestro emprendimiento que ahora es una sólida agencia de estrategia digital para la que vienen grandes noticias; y que experimentará a principios de año una serie de ambiciosos cambios, en un ecosistema -el de la comunicación- en el que lo único que es permanente es evolucionar. O no.
El futuro será apasionante 😉
Share this: