¡Síganme los raros!

Doña Argentina siempre decía que su receta para alcanzar las bodas de oro junto a don Raúl, fue que desde el primer año de casados durmieron en cuartos separados. “¡El viejo ronca como un buey!”, refunfuñaba. Vivieron siempre en el barrio de mis abuelos, y la recuerdo repitiendo que durante buena parte de sus cincuenta …

Continuar leyendo

Eso que no aprendí en la escuela

La escuela no me enseñó a comer. A no engordar, ni a procurarle a mi cuerpo los nutrientes para conseguir algo más que la mera supervivencia. Sí, sí, seguro nos hablaron en Ciencias sobre los grupos alimenticios, y medio entendimos la diferencia entre vegetales, legumbres, verduras y hortalizas. Pero nadie me enseñó a alimentarme, ni …

Continuar leyendo

Mi papá, Carl Sagan

Como nunca se lo he dicho, es probable que él no lo sepa. Desde mis más tempranos recuerdos de infancia, me veo rodeado de libros. La mayoría viejos, amarillentos, marcados por el sello de las compraventas, tiesos de uso; leídos por él con su voracidad de estudiante universitario en los 70. Los rincones de mi …

Continuar leyendo

Píldoras del día después

El día después uno probablemente amanece de goma. El día después uno siente cuánto realmente dolió el golpe. El día después nos sale el morete. El día después es cuando reclaman los músculos. El día después toca lavar los platos. El día después se quitan las vendas. El día después uno desempaca. Es el día …

Continuar leyendo

Se atormenta una vecina

La estación lluviosa es lo que ocurre en Costa Rica durante todo el año, con excepción de la Cuaresma. Empieza el Viernes Santo y termina el Miércoles de Ceniza del año siguiente, con una que otra pausa en enero para que se asoleen los chiquillos y se seque la ropa. Aquí el invierno es el …

Continuar leyendo

La “renuncia” de Johnny = La horca del PAC

Desde el propio domingo de las elecciones se levantó el rumor, que no ha hecho más que crecer. Que Liberación Nacional está desmoralizado. Que están desfinanciados. Que hay una suerte de insurrección interna. Que Johnny no puede más. Que van a hipotecar el chinamo. Que Johnny no quiere.

Continuar leyendo

Las puras vidas de Verónica

Tengo 39 años y voy por mi tercera vida. La primera fue muy dura, muy sola. Hija mayor de una madre abandonada, para comenzar, por su esposo, a quien nunca dejó de querer; y luego por sí misma, a quien nunca ha querido.

Continuar leyendo

Carta a mí mismo cuando tenía 20 años

Mae. No voy a preguntar cómo estás, porque lo recuerdo. Estás bien, y los años que vienen vas a estar bien. No tengo mucho tiempo (no lo vas a tener, pues) ni mucho espacio. Apenas 2.500 caracteres para decirte algo importante desde el futuro. Así que elijo esto: ¡Viajá más, huevón! Si te vas a …

Continuar leyendo

La tía Política

Qué feo decirlo, pero la tía está pateando el balde. Y habría que agregar: ¡ya era hora! Acaba de cumplir 66, pero no es por vieja que se muere, es por tonta. Nunca fue mala, lo que se dice mala. Vivió siempre con buenas intenciones; como en el camino al infierno. En el fondo, siempre …

Continuar leyendo